Publicado: Dom, Mar 5th, 2017

Un hermoso broche de la era vikinga nos transporta a la Irlanda celta.

Compartelo
Tags
Cuando una mujer noruega de la era de los primeros  Vikingos murió en algún momento durante el siglo 9, fue enterrada con una joya  que llevaba  consigo como un símbolo de estatus: una hermosa pieza de joyería de bronce que  llevaba prendida en su vestido tradicional nórdico. En 2016, se encontró  esta pieza de joyería en el suelo en la granja Agdenes, situada en la parte más exterior del fiordo de Trondheim en el centro de Noruega. Foto: Age Hojem / Museo de la Universidad NTNU
 En el verano de 2016, 1200 años después de su muerte, la pieza de joyería se encontró por casualidad en la granja Agdenes,  y un hermoso pedazo de historia vikinga nos llego desde la parte exterior del fiordo de Trondheim en el centro de Noruega. El objeto esta  bien conservado, es un adorno con una figura de ave que tiene patrones que contienen peces o delfines similares en ambas “alas”. Las decoraciones sugieren que la joya fue hecha en un taller celta, lo más probable es que en Irlanda, en el octavo o noveno siglo.
 Fue utilizado originalmente como un accesorio para el arnés de un caballo, pero los agujeros en la parte inferior y los restos de óxido de una aguja en la parte posterior muestran que probablemente se había convertido en un broche  para una capa en una etapa posterior.
Pero, ¿cómo un accesorio del arnés de un caballo irlandés termina como un broche para una mujer noruega Vikinga?
Tomó las joyas de su tumba;
Aina Margrethe Heen Pettersen es una estudiante de doctorado de la Universidad Noruega de Ciencia y  miembro del (NTNU) Departamento de Estudios Históricos de Tecnología y trabaja con los hallazgos llevados a cabo en  Noruega durante la era de los vikingos. Se estudiará ahora el broche de bronce  más de cerca, ya que se ha restaurado y conservado por el Museo de la Universidad NTNU.
Ella explica que los accesorios de este tipo eran populares entre los vikingos noruegos que participaron en las primeras incursiones a las Islas Británicas, en el comienzo de la era de los vikingos. Los accesorios eran originalmente fijados a los arneses de caballos, como en este caso, o como cierres para artículos religiosos tales como libros, o remates de báculos o decoraciones del altar.
“Un ama de casa en el centro de Noruega recibió probablemente el accesorio como un regalo de un miembro de la familia que participó en una o varias incursiones vikingas a Irlanda o Gran Bretaña. Cuando murió, la joya fue depositada junto a ella como un regalo funerario o parte el ajuar del entierro. De este modo permaneció bajo tierra hasta que fue encontrado por casualidad este verano “, dice Heen Pettersen.
Añade que la casi totalidad de los hallazgos similares de esta época que se han descubierto en Noruega se han encontrado en las tumbas de las mujeres que datan de la primera mitad del siglo noveno, cuando los vikingos comenzaron a saquear las Islas Británicas.
Símbolos de estatus visuales:
Ser parte de las primeras incursiones vikingas no solo trajo estatus y prestigio a las personas que participaron, sino también a sus familias. Los hombres que regresaron con vida de los viajes peligrosos dieron los objetos que habían robado como regalos a los miembros femeninos de la familia que los esperaba en casa. Los accesorios fueron luego convertidos en joyas, y fueron usados ​​en la ropa tradicional nórdica como broches, colgantes o accesorios de cinturón.
“Como resultado de ello, se hizo evidente para todos que esas mujeres tenían familiares que habían tomado parte en las expediciones exitosas lejos. Hay rastros de oro sobre la superficie de la joya, por lo que originalmente estaba cubierta en oro. Por lo tanto, parecía más valioso de lo que realmente era. Además, cada pieza de joyería es única, por lo que el propietario no tenia que preocuparse ni  arriesgarse a tener el ama de casa de al lado a su vez con la misma pieza de joyería “, dice Heen Pettersen.
Joyería de este tipo por lo general se ha encontrado en las tumbas de las mujeres con relativamente pocos presentes u otros regalos formando parte del ajuar del entierro. Esto sugiere que muchos de los vikingos, que tomaron parte en redadas lejos no representaban para nada la capa superior de la jerarquía social. En su lugar, se trataba de “nuevos ricos” o sencillamente de tropa de base como  agricultores y pescadores que recibieron la oportunidad de subir un poco mas en la escala social, participando en las incursiones vikingas.
Ubicación estratégica;
Agdenes está estratégicamente situado en el extremo sur de la desembocadura del fiordo de Trondheim, donde se encuentra con el estrecho Trondheimsleia. El lugar es mencionado varias veces en las sagas nórdicas como un lugar de reunión donde los barcos que partian con los guerreros se reunieron antes de su viaje continuó.
Las huellas de Puerto del Rey Øystein, que fue establecido por razones militares y de defensa a principios del siglo 12, se encuentran justo al lado de la granja Agdenes, donde se descubrió el broche de bronce. El puerto valida la ubicación estratégica del lugar. Es posible que el área sirviese como una zona de reunión natural o lugar de paso para los barcos que navegan desde el fiordo de Trondheim a las Islas Británicas.
Desde la mitad  de Noruega, los  barcos, probablemente, siguieron la costa hacia el sur, antes de cruzar el mar abierto a través del Mar del Norte. Si el clima era agradable y el viento venía de la dirección correcta, podrían navegar desde el suroeste de Noruega a la costa este de Inglaterra o Escocia en apenas un par de días.
Si se vieron sorprendidos por el mal tiempo, el viaje podría ser fatal.
La tumba ha sido profanada:
De acuerdo con Heen Pettersen, el broche de bronce fue encontrado por un particular con un detector de metales, por lo que no es un hallazgo de un yacimiento arqueológico. La joya no se encontro en la tumba original, lo que indica que la tumba en algún momento había sido saqueada – por ejemplo durante otras actividades agrícolas o  al arar.
Las mujeres de  la epoca Vikinga que eran dueños de este tipo de joyas no solian desprenderse de ellas, ya que eran un motivo de orgullo, algo asi como poder presumir de marido atento con ellas y ademas valiente,  se suelen por lo general econtrar enterradas con regalos funerarios, en medio de las joyas mas usuales vikingas, tales como broches en forma de tortuga, perlas, un cuchillo y una plaquita circular que representa algo similar a una rueda girando, además de joyas hechas de accesorios robados.
“El nuevo hallazgo de la granja Agdenes muestra que el área fue poblada en la primera parte de la época de los vikingos. A pesar de que se trata de un hallazgo al azar, es un buen recordatorio de que el centro de Noruega estuvo involucrado en el temprano contacto con las Islas Británicas, “dice Heen Pettersen.

https://www.sciencedaily.com/releases/2016/12/161219084638.htm


Fuente: Blog Ala de Cuervo http://heathenpride-aladecuervo.blogspot.com/

Sobre el autor

Comenta esta noticia

XHTML: Puedes usar estos html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>