Publicado: Mie, Ene 4th, 2017

El Dullahan: eL jinete espectral de los mitos Irlandeses.

Compartelo
Tags

El dullahan (pronunciado DOOL-a-HAN) es un jinete sin cabeza , una de las criaturas mas estremecedoras del folklore y los mitos irlandeses, que lo ligan a los tumulos funerarios y a una suerte de caceria salvaje.
Es una criatura masculina, totalmente vestida con raidas ropas de color negro, aunque a veces, adpte la forma de una mujer igualmente sin cabeza, de aspecto putrefacto ,suele cabalgar por lo general en un caballo negro que domima con la mano izquierda, ya  que lleva su propia cabeza bajo un brazo o la agita en el aire cogida por la cabellera.
 Por lo general, el dullahan es masculino, pero hay algunas versiones femeninas como ya he dicho que suelen ser aun mas temibles, porque por lo general, suelen no solo anunciar la muerte, sino que tambien, la desdichada mujer que las ve, nunca suele ser la que muere, suele ser un hijo (generalmente el primogenito) o su esposo… muchas veces, la desgracia se ceba con las mujeres que la ven, porque jamas vuelven a concebir mas hijos
. La cabeza esta putrefacta  y la boca suelen esta deformadar en una horrible sonrisa que toca ambos lados de la cabeza, una mueca muy similar a la producida por la enfermedad del Sardonismo (para que me entiendan, una mueca salvaje muy parecida a la que luce el popular personaje JOKER). Sus ojos se mueven constantemente alrededor de sus propias orbitas o a veces, no estan y solo se ven llamas azuladas o rojas donde se supone que debieran estar , y se dice que pueden ver a través del campo a muchas leguas de distancia, incluso en las noches más oscuras. 
Se dice que la carne de la cabeza tiene el color y la consistencia del queso mohoso o sencillamente que esta cubierta de gusanos y totalmente podrida, y como unico sonido, emite un escalofriante chillido o a veces una estremecedora carcajada.
 El dullahan utiliza como arma la espina dorsal de un cadáver humano que chasquea en el aire como un látigo, y su vagón o carro está adornado con objetos funerarios (por ejemplo, velas ocultas  en los cráneos que lo adornan para iluminar el camino, los radios de las ruedas están hechos de huesos de tibias humanas , la cubierta del vagón hecha de la piel de serpientes, piel seca y putrida de animales muertos o piel seca humana. Se dice que su carro es tan veloz que por donde pasa deja un reguero de fuego, marcando su paso con una estela de cenizas quemadas.
Cuando el dullahan deja de cabalgar ,se dice que suele detenerse ante el escenario de una proxima muerte, sea donde sea que se detenga, es ahí donde debe morir una persona. El dullahan llama por su nombre a la persona, momento en el que la persona perece inmediatamente.
No hay manera de escapar o luchar  contra un dullahan: Se dice que todas las cerraduras y puertas se abren cuando se aproximan. A ellos no les gusta ser vigilados mientras hacen sus mandados, arrojando un vaso de sangre a los que se atreven a hacerlo (a menudo esto es una marca de que están entre los próximos a morir), o incluso llegan a azotar los ojos de los observadores con sus látigos. produciendo cegera o paralisis o dejando tullido al golpeado.
Los orígenes de los dullahan no se conocen con certeza, pero se piensa que es la encarnación de un antiguo dios celta, Crom Dubh, o Crom el  Negro. Crom Dubh fue adorado por el rey prehistórico, Tighermas, que gobernó en Irlanda hace unos mil quinientos años y que legitimó el sacrificio humano a los ídolos paganos. Al ser un dios de la fertilidad, Crom Dubh exigió vidas humanas cada año, siendo el método de sacrificio más favorecido la decapitación.
La adoración de Crom continuó en Irlanda hasta el siglo VI, cuando los misioneros cristianos llegaron de Escocia. Denunciaron y persiguieron tal adoración y bajo su influencia, las viejas religiones de sacrificio de Irlanda comenzaron a perder el favor. No obstante, a Crom Dubh no se le negaba su cuota anual de almas, y tomaba una forma física que se conocía como dullahan o dorocha (que significa “hombre oscuro”), la encarnación tangible de la muerte.
A diferencia del banshee, el dullahan no persigue a familias específicas y su llamada es una convocación del alma de una persona moribunda en lugar de una advertencia de muerte. No hay defensa real contra el dullahan porque es el heraldo de la muerte. Sin embargo, un artefacto hecho de oro puede espantarlo, porque dullahan parece tener un miedo irracional a este metal precioso. Incluso una pequeña cantidad de oro puede ser suficiente para expulsarlos.
En algun mito, el heraldo negro como tambien se le conoce, se mezclo con otras referencias quiza de origen Anglo.Sajon o Nordicas (de influencia vikinga quizas), pues aparece en compañia de enormes canes fantasmales, a veces osamentas animadas de perros o lobos que le acompañan, en similitud con las cacerias Salvajes de Woden, Wotan o Odin .
Cabalga un corcel negro, a veces sobre una osamenta de caballo, que al galopar desprende chispas, o a veces expulsa fuego al resoplar…aunque estas referencias son tardias, generalmente aparecen en las narraciones renacentistas.


Fuente: Blog Ala de Cuervo http://heathenpride-aladecuervo.blogspot.com/

Sobre el autor

Comenta esta noticia

XHTML: Puedes usar estos html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>