Publicado: Lun, Jun 8th, 2015

Balance general del liderazgo de Hilmar Örn Hilmarsson al frente de Ásatrúarfélagið

REIKJAVIK. –Hilmar Örn Hilmarsson se unió a Ásatrúarfélagið de Islandia (“Fe en los Ases”) a los dieciséis años de edad, poco después de su fundación en 1972. Desde 2003, se ha desempeñado como allsherjargoði (algo que podría traducirse como “sumo sacerdote”) para la organización religiosa pagana, que fue reconocida oficialmente por el gobierno de Islandia en 1973, siendo la primera en el mundo. En este papel, ha dirigido los servicios interreligiosas con el Dalai Lama del Tibet y con la Iglesia Libre de Reikiavik.

Durante el mandato de Hilmarsson como allsherjargoði, el Ásatrúarfélagið ha participado en una serie de proyectos progresistas – incluyendo la lucha por el derecho a contraer matrimonio de las parejas homosexuales. El grupo también se ha centrado en la acción ecológica, tales como el trabajo en la recuperación de los bosques con la Asociación Forestal de Islandia; en 2003, Hilmarsson erigió una níðstöng (“mástil del desprecio”) contra el Proyecto Hidroeléctrico Kárahnjúkar, ante el cual prestó junto a la organización gran resistencia cívica. Contrasta esta actitud con la de las organizaciones religiosas españolas, que parecen sumidas en reyertas de adolescentes que ocultan solo el afán de protagonismo de godis sin formación intelectual ni espiritual para desempeñar ciertos cargos. En 2011, se ha unido a otros líderes religiosos para pedir una enmienda a la Constitución de Islandia que ponga fin a la situación de privilegio de la Iglesia Nacional de Islandia.

hilmar

La carrera de Hilmarsson como músico profesional se remonta a principios de 1970, cuando trabajó con varios grupos con sintetizadores. Durante las últimas décadas, ha trabajado con Björk Guðmundsdóttir, Current 93, Grindverk, Psychic TV, Sigur Rós, Þeyr y muchos otros. Ha compuesto bandas sonoras de más de veinticinco películas, incluyendo la intensamente poderosa para Beowulf y Grendel (2005). Desde 2007, ha sido profesor de composición en la Academia de las Artes de Islandia.

No sólo a él pero en gran parte se le puede atribuir la lucha por los derechos ásatruar dentro del estado y es modélico el avance en este sentido. Aunque quizá el templo que el estado islandés está subvencionado no sea más que un centro necesario para centralizar los trabajos de un cuerpo religioso, puesto que la naturaleza viva siempre ha sido el verdadero templo de los ásatruar. Estamos ante un balance positivo en logros que parece referirnos una capacidad de organización y acción importante respecto a otras organizaciones religiosas ásatruars legalizadas en el mundo, donde en general presentan un comportamiento más caótico y confuso, en gran parte motivado por la ausencia de consenso interno, el mayor desconocimiento de las raíces culturales del fenómeno religioso, y un inevitable afán de protagonismo por parte de ciertos advenedizos que normalmente carecen, a su vez, de la formación intelectual necesaria para estar en posiciones de representación.

 

Sobre el autor

mm

Comenta esta noticia

XHTML: Puedes usar estos html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.