Publicado: Vie, Jun 5th, 2015

El bombardeo mediático de la Casa Real española

MADRID. -En los últimos meses hemos asistido a un auténtico bombardeo mediático encaminado a convencernos de la gran importancia que tiene para el estad español tener reyes y verlo hasta en la sopa. La última noticia ha sido un nombramiento de la actual reina con el que parece que  será embajadora espacial de una asociación mundial de alimentos.

Desde esta redacción nos preguntamos si estas estructuras no están ya más que anquilosadas en una herencia medieval que poco o nada tiene que ver con nuestros ideales tanto sociales como políticos. Si hay algo que ha quedado claro durante los últimos años, y cualquier periodista puede asegurarlo así como cualquier lector, es que las coronas, en general, y en particular la española, están bastante podridas.

El deseo de lucro personal a costa de un colectivo representado, en este caso los así llamados españoles, aunque muchos de ellos se autodenominan con derecho a ello de otra manera, ha sido la tónica a seguir por parte de esta mal llamada corona.

REY JUAN CARLOS ROPE CADERA ELEFANTE

Los noticieros siguen colapsando el ‘sistema de mentiras’ con toneladas de titulares encaminadas a mantener adormecida la conciencia colectiva con el opio de las buenas formas. La reina puede ser simpática a mucha gente, pero es un florero en la cima del estado. Se sabe que actualmente los aviones de la armada española, como jets privados, transportan al ex-rey Juan Carlos alrededor del mundo, quien sigue con sus negocios y sus devaneos de toda índole. Ya no son habladurías como hace uno o dos decenios, son hechos probados: se ha pagado con dinero público una vida de lujo a un personaje de dudosa reputación y nula formación. Los ‘privilegios’ siguen activos, en contraposición a una sociedad basada en los ‘méritos contrastados’. Cuando el único mérito reside en tener un privilegio heredado, el fracaso el colectivo representado está asegurado.

Las formas ancestrales de gobierno que son propugnadas desde las sociedades germánicas han probado ser las idóneas: las confederaciones de pueblos germánicos llevaron al éxito de muchos de nuestros ancestros, y la libertad era mayor en unidades de gobiernos simplificadas por los méritos reales de los líderes, y no por los provilegios heredados a la manera de los faraones.

Rey-Juan-Carlos

El odinismo es una voz fuerte en el panorama social: no solo es una cultura y un modo de vida, sino que tenemos ciertas ideas claras, que lejos de ser considerables revolucionarias, son sencillamente antiguas, y probaron funcionar mucho mejor que unos sistemas de gobierno confusos. Hay una cosa que está clara, la Casa Real española es cara, nada transparente, y del todo punto de vista inútil.

 

Sobre el autor

mm

Comenta esta noticia

XHTML: Puedes usar estos html tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.